Definición

Ser humano que aplica lo aprendido en la Escuela de Esencialidad, haciendo sus disciplinas y procesos con impecabilidad, para volver a brillar en el Amor.

Misión del Alumno

La misión del alumno de la Escuela de Esencialidad (EdE) es trabajar en sí mismo espiritualmente para volverse —parcial o totalmente (según sea su deseo)—Esencia.

Se requiere del alumno una dedicación manifestada en resultados palpables de cambio en su Ser.

Se espera que el alumno tome conciencia de que el Amor y el Servicio a otros son la misma cosa y que el Servicio-Amor es una motivación muy elevada de la existencia, de tal envergadura que el alumno decide dedicar su vida al Servicio-Amor de alguna manera. Se considera que el Servicio primordial en la EdE, es enseñar a otros el Amor—como maestro formal, como miembro del staff o como colaborador. Sin embargo, el Servicio a través de la EdE no es un requisito y los maestros podrán decidir en cada caso la manera en que prestan su Servicio, siendo esto suficiente para continuar en la escuela.

La Escuela de Esencialidad ayuda al alumno a experimentar su Esencia, a reencontrarse con Quien Es. El objetivo de la escuela es que el alumno recupere al menos una experiencia parcial de su Totalidad, de ser-sentir el Amor Infinito. Esto se hace a través de muchas técnicas: meditaciones, liberaciones, integración y desvanecimiento de las realidades, procesos cuánticos, práctica de las trece Características de la Esencia y  procesos andantes.

Se hace hincapié en que la Esencialidad sólo puede ser experimentada. Todas las palabras e ideas que se utilizan para tratar de comunicarla son solamente indicios que señalan la dirección de la experiencia, el qué hacer para tener tales experiencias. Únicamente a través de la experiencia se puede comprender la Esencia, y esa comprensión está más allá de lo que las palabras pueden expresar.

Antes de ser considerado como alumno, la persona debe graduarse como Aspirante. El Aspirantado es un tiempo de preparación y prueba para la admisión en la Escuela de Esencialidad. El objetivo del Aspirantado es preparar al aspirante para ser un alumno de la Escuela de Esencialidad.

Es un privilegio ser un aspirante o un alumno, no un derecho.

La EdE tiene un sistema diseñado por seres Despiertos para producir la transformación espiritual y el  Despertar de las personas que lo aplican. El alumno debe tener un compromiso grande con su desarrollo y dedicarse a ello mediante su esfuerzo y dedicando un tiempo especificado a la escuela. Si no demuestra suficiente compromiso, medido por los resultados en su desarrollo, se le da de baja de la EdE.

La EdE no puede permitir alumnos sin resultados ya que bajaría la calidad de la Escuela y sería una falla a su misión.

El Aspirantado es un período de prueba en el que se puede detectar si una persona tiene el nivel de  compromiso requerido.

Una persona puede mantenerse en el Aspirantado hasta que decida volverse un alumno. Un alumno puede mantenerse en un determinado nivel o escalar niveles, según elija. Subir de nivel requiere de voluntad para cumplir con las asignaciones señaladas y para obtener resultados en su espiritualidad. Cada nivel tiene nuevos conocimientos, pero estos son cada vez menores conforme se va escalando en otros niveles, pues el propósito no es atiborrar de información; sino que viva la experiencia de la Esencia-Amor más y más a través de nuevos procesos.

Un aspirante se vuelve alumno al inscribirse en el Nivel 1, el cual contiene todos los procesos de limpieza y libertad del avatar, liberando al Ser y abriéndolo más a la Esencia. El alumno siempre tiene que limpiar los negativos antes de poder hacer la re-creación de su avatar y de su vida en el Nivel 2. El Aspirantado concluye con el Retiro de Libertad 1, el cual es también el comienzo del Nivel 1.

Un alumno es un miembro de una escuela mística con todas las responsabilidades y beneficios que esto conlleva; es parte de la Misión formal de la escuela Despertar en este mundo de la avidya y reintegrarse al Amor y la Unidad. El camino está conformado por conocimientos, procesos y por el ejemplo. Su destino es el “Enlightenment” y ser una Vela si es que quiere regresar a su vida humana. Si quiere volverse Maestro, procede a los Niveles 4 y 5; Yang (Guerrero del Amor) y Yin (Luz y Canal).

Parte de una escuela mística es siempre trabajar en tres niveles:

  1. en sí mismo,
  2. en la escuela, y
  3. para el mundo.

El alumno tiene la responsabilidad de desarrollar su Calidad de Ser, alcanzar la excelencia y la impecabilidad. (La impecabilidad no significa la ausencia total de fallas, sino tener acontabilidad en cada falla en  impecabilidad). Se espera del alumno la impecabilidad interna y externa, incluyendo:

  • Disciplinas (ya que estas producen la Calidad del Ser)
  • Ser ejemplo en los tres Portales: Responsabilidad, Humildad y Amor (Transparencia y Servicio)
  • Poder Personal: efectividad, eficiencia, puntualidad, Fórmula Uno, cubiertas limpias
  • Relaciones humanas: armonía y amor
  • Calidad de trabajo y sus resultados
  • Ectropía: orden y limpieza en sus espacios y posesiones físicas

El alumno es responsable de la calidad de su desarrollo, de su comprensión de los conocimientos y de la impecabilidad de sus procesos. Va a presentar su Ser al Amor al final de su vida; quiere que éste sea tan brilloso como sea posible.

No es un requisito entrar al Nivel 4, pero un alumno puede considerar el entrenamiento para cumplir los estándares de un Guerrero del Amor. Uno de ellos es Producir el Resultado No Importa Qué. El Guerrero no se permite excusas ni justificaciones de ningún tipo. Vive en conciencia de la ley: Mides tu Ser por el tamaño de los obstáculos que te están deteniendo.