El compromiso es un acto de la voluntad dirigido a lograr un propósito o meta específica. Así como la atención es un rayo de conciencia, el compromiso es un rayo de voluntad.

A un compromiso debe seguirle la acción. Sin acción, no hay compromiso verdadero; el ser solo se está engañando.

Un compromiso también debe tener una Fecha de Promesa para cumplir el compromiso. Sin fecha de promesa, no hay un compromiso verdadero, y no hay manera de detectar la existencia de una falla al compromiso.

Comentarios

Comentario