La integración es la práctica espiritual de usar la voluntad para expandir tu identidad con el fin de incluir en tu espacio a la identidad de otra cosa. Es volverte uno con algo; ser esa cosa. Es tomar esa identidad (sin perder la tuya si no quieres). Es experimentar esa cosa como ella se experimenta a sí misma; conocer su experiencia, parcial o totalmente.

Hay integración “externa” a otras personas y cosas, y hay integración “interna”, a tus propias energías—tales como emociones, RINs y resistencia. En el caso de una realidad “interna”, es abrirte a ser esa realidad, a vivir su experiencia totalmente.

Hay integración parcial e integración total. Integración parcial es experimentar solamente parte de la experiencia de ser el otro. Integración total es ser el otro. La integración también puede variar desde integrar a una sola cosa hasta integrarte a la Totalidad, a Todo lo que existe.

Todo es Uno, un solo Ser, una sola Energía, la Esencia Única.

Tú eres la Totalidad del Uno. Si no fueras la totalidad, habría algo menos que el Uno, algo que no es el Total, ergo más que Uno. Habría algo dentro del Uno que no es el Uno y eso no es posible.

En la Creación, pretendemos separarnos del Uno para tomar una identidad reducida, pequeña, y limitada para jugar. (El Infinito Omnipotente no tiene juegos porque no tiene límites). Nos creamos la ilusión de no ser la Totalidad, de ser mucho menos que la Totalidad (por ejemplo, un ser humano). Nos creamos la ilusión de ser muchos, y a veces muy separados y aislados unos de otros, y hasta la ilusión de que somos diferentes en Esencia, como sucede en el ego negativo. Redujimos nuestra consciencia de la Esencia Infinita a la conciencia muy limitada de un ser humano.

Todo esto está muy bien: es lo que nos da la ilusión de muchos para tener con quienes y contra quienes jugar. Sin embargo, la Verdad es que somos Uno. Nunca perdemos la Verdad de Quienes Somos y siempre podemos usar nuestra Voluntad para re-integrar nuestra Consciencia Única a cualquier “parte” del Todo y a la totalidad del Todo.

Comentarios

Comentario