Un inventario es un enlistado de fallas relacionadas con un asunto en particular, realizado por un alumno, con el fin de tomar conciencia de ellas (por ejemplo: ego negativo o víctima).

Un inventario puede centrarse en el pasado o en el presente; difiere de una bitácora en que, una vez que se crea conciencia de la falla, se cierra el ciclo. (Por supuesto, normalmente hay un proceso basado en el inventario).

Una bitácora difiere de un inventario en que ésta continúa abierta usualmente hasta que la persona logra un objetivo específico en su desarrollo (por ejemplo: vivir en humildad sin ego negativo, o vivir en responsabilidad).

El inventario se hace en un momento determinado y se cierra el ciclo; la bitácora sigue abierta: el alumno continúa anotando en ella todos los días, cuando ocurre una falla, hasta nuevo aviso del maestro o hasta que se logra el propósito que originó la creación de la bitácora.

Comentarios

Comentario