La mente es un campo de energía en el ser (la voluntad-consciente), que crea y experimenta realidades de su misma naturaleza (mentales).

La mente es parte del avatar

La mente forma parte del avatar del ser humano. Hay seres en niveles más elevados que no tienen mente, sino una percepción directa de la Sabiduría Infinita.

La mente absorbe la atención del ser humano, consume su energía y bloquea su sentir y la percepción de energías más sutiles—incluyendo a Esencia. Para vivir en la experiencia de Esencia, tienes que mantener apagada tu mente y abierta tu experiencia.

Se puede decir que hay dos modos de operación:

Mente (experiencia mental) versus sentir-experimentar-percibir directamente en conciencia. Por supuesto, la mente es un tipo de experiencia: los pensamientos son percibidos por la conciencia; pero la experiencia mental desenfoca al ser humano de la  “experiencia zensorial” y de la experiencia de su Esencia, impidiéndole vivir en ellas.

La mente bloquea Esencia

La mente bloquea la percepción de Esencia; y esto prevalece hasta que el ser adquiere suficiente práctica y disciplina para controlar a su mente, pudiendo valerse de su mente positiva aún mientras está percibiendo a Esencia.

Uno de los propósitos de la práctica de la meditación es apagar la mente y permanecer en conciencia pura. Es recomendable practicar esto estando sentado sin hacer otra cosa, pero también durante los quehaceres cotidianos por medio de ejercicios de meditación andante.

Mente positiva

El propósito de la mente es la supervivencia y el manejo del universo físico: saber qué hacer y cómo hacerlo para producir los resultados deseados. Cuando la mente es usada así, la llamamos mente positiva, y es una herramienta maravillosa.

En el lado positivo de la mente, están la capacidad del conocimiento (empírico, filosófico, científico), la imaginación y la razón, que dan poder sobre el universo físico. La mente positiva ha edificado la civilización en el planeta. (La intuición y la creatividad no proceden de la mente, son funciones de la conciencia misma).

Mente negativa

La mente que ha edificado la civilización, si no es manejada correctamente, también puede destruirla. En el lado negativo se encuentra la basura mental: un sinfín de pensamientos irrelevantes y negativos que atrofian la mente, no sirven de nada, y a menudo generan amor negativo. A esto lo llamamos ISH.

ISH es una abreviación para: interpretaciones, significados e historias. También abarca: opiniones, invalidaciones, NDS, chismes, críticas, juicios, calumnias, víctima, quejas, lamentos, creencias, programas, paradigmas, resistencias, prejuicios, bueno<>malo, más-mejor<>menos-peor y cualquier otro pensamiento insignificante, irrelevante o negativo.

Llamamos ego negativo a la alucinación de que hay algo “diferente a Esencia”.
Denominamos “changa loca” a la mente absorbida por ISH.

La mente negativa dentro de la Secuencia Causal Humana

ISH es una pérdida de TE que nada reditúa, y cuyo único objetivo es bajar energía a uno mismo y a otros.

La Creación es una ilusión, la mente es una ilusión—y la mente alucina muchas cosas. ISH son alucinaciones. Bueno<>malo más<>menos son alucinaciones. La alucinación de bueno<>malo es particularmente insidiosa: conduce a etiquetar personas, cosas o eventos como “malos”, que NDS o NDSCE. Puesto que son “malos”, el ser genera energía negativa (amor negativo) para resistirlos, tratar de detenerlos, cambiarlos, castigarlos o destruirlos. Todo esto se contrapone al Amor Absoluto—y a Esencia, quien se está manifestando en todas las expresiones posibles y amando a cada una absolutamente.

El ser humano normal vive en la alucinación de que las cosas/eventos/personas son buenas<>malas; esto genera capas de resistencia (energía negativa) a muchas, muchas cosas.

El Amor Absoluto es TRANSPARENTE. No tiene ISH ni resistencia a ninguna forma de Esencia.

Busca vivir sin provocar resistencia en otros (aunque esto dependa en gran medida del otro). Solamente la mente silenciosa y presente puede percibir a Esencia.

Todo lo que conforma el lado negativo de la mente opera en contra de tu Despertar a Esencia. El Despertar consiste en renacer a la Verdad Aquí-Ahora, fuera de la mente, fuera de ISH, fuera de la ilusión del tiempo. Es lograr la percepción sutil, a través de la Conciencia y en experiencia directa, de lo que eres, de Quien Eres. Consiste en restaurar tu Amor Absoluto e integrarte a todo lo que está a tu alrededor.

Comentarios

Comentario