(Just In Time: JIT, en inglés).

La esencia del JIT en el mundo comercial moderno es que los insumos lleguen a las fábricas y los productos al cliente, “justo a tiempo”, poco antes de ser utilizados y en las cantidades necesarias. (Fue una gran innovación cuando se implantó por primera vez en Japón en los años sesenta del siglo pasado. JIT es tener a la mano los elementos que se necesitan, en las cantidades que se necesitan, en el momento y el lugar en que se necesitan, sin tenerlos antes y tampoco en exceso o con faltantes.

En la espiritualidad, JIT quiere decir que el ser usa su poder para manifestar lo que necesita cuando lo necesita, sin acumular ni acaparar cosas. El ser humano en avidya se encuentra justo en el medio, no teniendo o no teniendo suficiente y, por lo tanto, vive buscando acaparar cosas sin importar el efecto que produzca en otros. El ser “enlightened” no hace esto, y usa JIT con sabiduría.