Al hacer ciclos, tanto en asuntos de tu vida humana, como en tus trabajos en la Escuela de Esencialidad, una gran cuestión es porqué hacerlos, cuál es tu motivación para hacerlos.

En gran medida, tu motivación va a determinar tu desempeño y la calidad que imprimes al ciclo. La motivación determina también tu persistencia y constancia. Si no estás altamente motivado para hacer algo, te das por vencido fácilmente. En tal caso, es mejor no abrir un ciclo.

Por ejemplo:

  • ¿Cuál es tu motivación para estar en la EdE?
  • ¿Cuál es tu motivación para estar a tiempo en la EdE?
  • ¿Cuál es tu motivación para hacer las tareas?
  • ¿Cuál es tu motivación para practicar la meditación?

Las motivaciones que tiene el ser humano incluyen:

  1. Lucirse ante otros (forma de ego negativo de “soy más poderoso”).
  2. Comprobarse a sí mismo y a otros que puede.
  3. Complacer al líder o al maestro.
  4. Complacer a otros, incluyendo padres o hijos.
  5. Cumplir un requisito, un “tengo que” hacer esto.
  6. Evitar pagar las consecuencias por una falla.
  7. Obtener un premio o reconocimiento.

Asimismo, una persona puede esperar que otros, el líder, el maestro, o su empresa, la motiven. Esto es un gran error: es vivir al efecto y no en causa. Si no vives auto-motivado, no vas a sentir mucha motivación en otros asuntos, punto. Y no va a durar mucho tu motivación externa—desaparece cuando el camino se pone difícil porque no es tu propia motivación, sino la de otros.

En la EdE, tu motivación primaria debe ser FORJAR TU SER de acuerdo a los estándares de la excelencia y la impecabilidad necesarias para volver a tu Esencia. Haces las cosas PARA TI, no para la Escuela ni para los maestros. Estás desarrollando TU espiritualidad. Tú eres quien va a vivir tus resultados ¿o no?

Si vas a ser una vela o una antorcha, estás haciéndolo para transformarte en un ser impecable y poderoso al servicio del Amor. ¿Quieres presentarte al servicio del Amor como un ser mediocre? ¿Podría un ser mediocre servir bien al Amor?

Por ejemplo, el Sistema de Impecabilidad es para desarrollar en ti Poder y Excelencia. Es para desarrollar  confiabilidad en tus relaciones personales y profesionales. Tu meditación es para desarrollar en ti la capacidad de apagar tu mente, de estar en tiempo presente y de abrirte al Amor. ¿Vas a hacer estas cosas a medias solo para cumplir con el requisito o para evitar pagar las consecuencias de tus fallas?

Ten claro por qué haces las cosas en la EdE: es para ti mismo, es el camino de tu espiritualidad.

Ten en conciencia que no son los maestros ni la Esencialidad quienes hacen esta transformación por ti; únicamente TÚ puedes hacerla. La Esencialidad solo te enseña cómo.

Ten en conciencia que no son los maestros o la Esencialidad quienes hacen esta transformación por ti; únicamente TÚ puedes hacerla. La Esencialidad solo te enseña cómo.

Quien sabe el porqué,  puede aguantar cualquier cómo.