Cada característica de Esencia es también la Totalidad de Esencia. Por tanto, al ser formado de Esencia, también todo está formado de la Sabiduría y por la Sabiduría. La Sabiduría está en todo, todo está hecho de Sabiduría. Todo está “fabricado” de Sabiduría y por la Sabiduría.

Vivimos en un universo coherente, organizado, legal (que sigue leyes y principios). Del caos aparente del Big Bang, tenemos el universo físico como es hoy: lleno de galaxias, estrellas, sistemas planetarios y de vida. Todo opera a la perfección. Nada en el universo es accidente o coincidencia, sino una creación de la Inteligencia Divina, de la Sabiduría. Como seres humanos, estamos lejos de alcanzar la Sabiduría que diseña a los cuerpos vivientes, sean de nosotros mismos, de los animales, los insectos o las plantas. Pero tú no eres nada más un ser humano: TÚ eres esa Sabiduría y puedes experimentar serla.

Mira a la materia a tu alrededor. Está moldeada de la Sabiduría. Es la Sabiduría en manifestación. No hay nada que la Sabiduría no sepa cómo lograr. Aunque tú como ser humano, no lo veas, la Sabiduría está allí, totalmente consciente de todo lo que pasa y conscientemente controlando las cosas que quiere controlar para lograr sus objetivos. Esencia participa en el universo y tiene sus propios propósitos; por ejemplo, la evolución espiritual de la humanidad. (Hacia esta evolución, la Sabiduría está publicando esta información, el conocimiento de Sí Misma.)

No hay nada que la Sabiduría no sepa. No hay nada escondido de la Sabiduría. Los seres humanos piensan que esconden cosas y que nadie sabe. Tienen sus deseos y pensamientos “malos” o “secretos”. Tienen infidelidades, engaños, mentiras, deshonestidad, corrupción, fraudes o robos. Hacen cosas en secreto pensando que nadie los ve. Pero la Sabiduría lo sabe todo. No hay nada escondido de Ella, porque es Todo. No hay modo de engañarla o burlarla.

Y siempre hay precios y consecuencias por actos de no-amor. El primer precio es que nos formamos con nuestros actos: nos formamos como seres de amor positivo o de amor negativo. Luego, vivimos el amor que somos; el amor es la única felicidad. Un segundo precio es que, a nivel Esencial, cuando haces algo negativo a alguien, lo haces a TI Mismo porque TÚ eres el Todo-Uno. Temprano o tarde, lo vas a experimentar.

Aunque tú no lo ves desde el nivel humano, la Sabiduría está guiando tu vida. Te ha guiado a estas palabras; te guiará a tu Despertar si quieres. Es Sabiduría comprender que la vida es una obra de teatro presentada para tu disfrute, por TI Misma, la Sabiduría Infinita. Cuando reconoces la Sabiduría, sueltas a tu vida, te liberas de ansiedad y miedo al futuro y a la muerte. Te concentras en tu trabajo interno y en disfrutar el Momento Presente.

 

Comentarios

Comentario