El propósito de la Creación es que Esencia se exprese, se manifieste en todas sus infinitas posibilidades de ser y experimentar. La variedad de la Creación es infinita y siempre cambiando conforme nuevas formas surgen y las viejas se disipan.

Esencia quiere la máxima expresión de Sí Misma; quiere explorarse a sus límites—los cuales no existen. Quiere la máxima variedad en la Creación. Cada expresión es única, aunque hay muchas similares (como copos de nieve, como las estrellas). Esta ley se aplica particularmente a los seres humanos. Cada avatar en una combinación única de características y cualidades.

Esencia no distingue mejor o peor. Cada cosa es única y perfecta en lo que es; lo que quiere Esencia es máxima variedad.

Comentarios

Comentario