Cuando el poder tecnológico de una civilización supera su sabiduría y amor, se destruye a sí misma. Todo poder que no es guiado por la sabiduría y el amor, destruye.

Nuestro nivel actual de conciencia, de individualidad separada y aislada, de ego desenfrenado; la corrupción política, a menudo hostil, incluso la competencia criminal por cosas materiales y el acaparamiento de ellas cuando las logran; ha generado múltiples problemas que amenazan la calidad de vida, si no es que la propia supervivencia de la civilización. Podemos nombrar algunos:

  • Sobrepoblación: agotamiento de los recursos naturales.
  • Contaminación de la tierra, el aire y los océanos.
  • Extinción de especies, lo cual alcanzará un punto de quiebre colapsando cadenas alimenticias;
  • Dióxido de carbono, calentamiento global y patrones climáticos alterados.
  • Comida cultivada artificialmente y alimentos procesados que carecen de nutrientes vitales.
  • Tecnologías fuera de control: inteligencia artificial, nanotecnología, proliferación de ADM (armas de destrucción masiva), ingeniería genética, evolución de gérmenes resistentes a los antibióticos.

No es cuestión de cuál de éstas va a ocurrir; todas ellas ya están ocurriendo. Algunas son agudas. Muchas están interconectadas y tendrán un efecto dominó en otras. Es solo una cuestión de tiempo hasta que algo se derrumbe y tengamos un punto de quiebre, una reacción en cadena en otras. Parafraseando a Herbert Stein: Aquello que no puede seguir para siempre, no lo hará. ¿Cuántas situaciones económicas, políticas y ecológicas están pasando que no pueden continuar para siempre?

Ahora tenemos la ciencia y la tecnología, pero la psicología básica de la humanidad no ha cambiado mucho desde los tiempos de las cavernas. Tenemos unos 10,000 años de historia basada en la división y la separación: mi grupo contra el tuyo; conflictos y guerras; creación de imperios basados en la fuerza; el acaparamiento y la increíble desigualdad en la distribución de riqueza; ego y gobiernos corruptos.

La vida funciona de acuerdo a una secuencia causal de Ser ➜ Sentir ➜ Pensar ➜ Hacer ➜ Tener (tenemos veritas de esto). Ya no podemos continuar Pensando ➜ Haciendo ➜ Teniendo como lo hemos hecho hasta ahora y no tener graves problemas. Hay demasiados de nosotros, demasiadas actividades insostenibles, tales como la merma de recursos y la contaminación.

La religión no nos ha cambiado; las filosofías no nos han cambiado; los gobiernos y las leyes no nos han cambiado; la ciencia no nos ha cambiado. Ninguna cantidad de conocimiento o de ideas (Pensar) va a transformar a la humanidad. La única esperanza en el horizonte es un cambio de Ser, de Quién Somos, de un verdadero despertar espiritual, de un nuevo nivel de conciencia. Parafraseando a Albert Einstein: Es imposible resolver los problemas desde el nivel de conciencia que ha dado lugar al problema. La definición de locura es seguir haciendo lo que estás haciendo ahora y esperar mejores resultados.

Si estás decidido a ser el cambio en tu familia, tu comunidad, tu país te invitamos a que te inscribas a nuestro Curso Tu Despertar Espiritual y comiences a trabajar en ti, la Escuela de Esencialidad lo otorga totalmente gratuito como servicio a la comunidad digital, busca el banner en esta página y entérate.

Este artículo es un extracto del Libro “Esencialidad 101”

Comentarios

Comentario