Esencia es la naturaleza fundamental única de todo lo que existe. Lo único que existe es Esencia. Es un solo Ser, el Infinito. Ese Ser se manifiesta en la Energía Universal; y luego, manifiesta su Energía en toda la Creación. La Creación es todo lo que existe: contiene innumerables niveles de densidades de energía, dimensiones y universos. Hay una sola Esencia, Energía Inteligente Infinita manifestándose en todo lo que existe. El Uno es el Todo, el Todo es Uno. Lo llamamos el Uno-Todo.

Esencia es la Fuerza Creadora Inicial, Causa Primera. Crea todo de Sí Misma, de su propia Energía, de su propia “sustancia”. Ese Ser, Esencia, es tanto creador como todo lo creado. No hay distinción entre el Ser Creador y su Creación: todo es Esencia. Dado que solo hay el Uno, no hay otra cosa de lo cual crear algo; solo hay Sí Mismo.

Ese Ser lo llamamos Esencia. Es la Esencia de todo lo que existe. La Esencia es Una y Única, es completa y total. Es la Conciencia y la Voluntad Absolutas, formando de Sí Misma todo lo que existe. No hay nada que no sea Esencia; no hay nada afuera o aparte de Esencia, del Uno-Todo.

Esencia crea de sí todo lo que existe. Esto te incluye a ti. Tú estás hecho de y por Esencia. Ya que Todo es Uno, TÚ eres ese Uno; por tanto, TÚ eres Todo. TÚ eres la Totalidad del Uno-Todo. No puedes comprender esto con tu mente. Sin embargo, TÚ puedes experimentar ser el Uno-Todo. Que lo experimentes es el propósito de la Esencialidad.

Ese “todo lo que existe” incluye a todos los seres humanos, a todas las cosas y al universo físico sí mismo. Todos los otros también son el Todo y el Uno. TÚ eres ellos y ellos son TÚ. Todo es Uno. No hay otro. Otra vez: no puedes comprender esto con la mente. Solamente puedes vivirlo. Cuando logres vivirlo así, conocerás la Verdad que Quién Eres y Quiénes Son todos y todas.

La Creación es el campo de juego, el tablero, la caja de arena del Creador. El propósito de la Creación es experiencia. La Creación es Dios manifestando y experimentándose. “Experiencia” incluye todo lo que tú has vivido: es vivir, sentir, conocer, jugar, disfrutar. “Experiencia” incluye tus emociones, tus pensamientos, tus acciones, todo lo que tienes, ves y tocas: todo es una experiencia.

La Creación es la Esencia Única manifestándose en todas sus posibilidades infinitas de forma, con el fin de conocerse y vivir todas las experiencias posibles. Esencia no solo es la Voluntad Creadora Infinita, también es el Amor Infi nito. El Creador ve a todas sus formas en manifestación como perfectas y bellas. Ama absolutamente a todas las expresiones de Sí Mismo. No puede no amar a sola una “parte” de Sí Mismo y no amar a otras “partes”. De hecho, no hay “partes”: todo es un solo Ser en una infinidad de formas y manifestaciones. Todo está hecho del Amor por el Amor.

En sus creaciones, el Creador reduce su Conciencia a un nivel apropiado para cada creación con el fin de jugar, experimentar y conocerse. Esta reducción de Conciencia genera la ilusión de la separación e individualidad. Así que TÚ eres el Uno-Todo pretendiendo no ser el Uno-Todo, reduciendo tu Conciencia a aquella de solo un ser humano. Tú eres el Creador jugando ser un ser humano. Uno de tus juegos, tus aventuras, es precisamente redescubrir Quién Eres y hacerlo mientras aún estás en tu cuerpo. Igualmente, otros son el Creador jugando sus papeles en la vida. Todos somos el Uno.

En la Esencialidad, vamos a explicar cómo reduciste tu Conciencia y qué hacer para expandirla.

El “Gran Secreto” de la espiritualidad es que TÚ puedes Despertar a Quién Eres realmente, el Uno-Todo, en esta vida y en unos pocos años. Guiarte a este Despertar espiritual es el propósito de la Escuela de la Esencialidad.

Lo que pretendemos para ti, que ya estás buscando tener las experiencias de Esencialidad, es que sigas estos pasos:

  1. Conocer por medio de la información cuáles son las características de Esencia.
  2. Experimentarlas en un nivel muy básico.
  3. Mantener la experiencia de estar inmerso en la característica un mínimo de tiempo. Es decir, experimentar las características una a una por un período mínimo de tiempo.
  4. Experimentar que esas características son Dios (cuando estás tan inmerso en las características, sabes que no puedes ser otra cosa más que Ella).
  5. Experimentar una conexión consciente de que esa energía y TÚ son lo Mismo, Uno Solo.
  6. Experimentar que esa Energía, TÚ y las otras personas son La Misma, son Uno.
  7. Experimentar que todo lo anterior y todas las cosas existentes y creadas también son Uno, sin separación.

Podrás tener otras experiencias más profundas que requieren de más preparación y decisión, pero van más allá de este artículo.

Si te interesa conocer más de este y otros temas te invitamos a inscribirte a nuestro Curso Tu Despertar Espiritual, el cual es una forma de servicio de parte de nuestra escuela para compartir estos conocimientos de forma gratuita a la comunidad digital. Busca el banner del curso en esta página y entérate

Este artículo es un extracto del Libro “Cómo Sentir tu Esencia”

Comentarios

Comentario