El despertar espiritual es una experiencia explicada de muchas maneras. Cuando experimentamos un despertar, literalmente estamos “despertándonos” a la vida. Estos despertares pueden suceder en cualquier momento de tu vida. Pueden ser espontáneos, y también pueden ser estimulados por cambios radicales, incluyendo enfermedades, tragedias, pérdidas, y traumas.

Estas experiencias nos impulsan a buscar información y explicación de lo que estamos viviendo. Actualmente vivimos desconectados de nuestra espiritualidad, hemos creado una sociedad que pone casi todo su valor en crecimiento material. Muy pocas personas están familiarizadas con una vida mística.

Al vivir en un mundo con enfoque mayormente material, nuestras vidas se vuelven superficiales y vacías. Es posible lograr éxito, riqueza, respeto, amor, y hasta ser famoso, pero si ves a personas que han logrado estas cosas, podrás observar que en muchas ocasiones su nivel de felicidad es bajo.

Los eventos de despertar espiritual son para guiar a nuestro ser, a nuestro espíritu. Es posible ignorar estas llamadas y distraernos con comodidad física y cosas superficiales. Pero no podemos escapar. Estamos diseñado para responder a estos llamados, y eventualmente va a ser tan fuerte que ya no lo podemos ignorar.

Si estás leyendo este artículo es posible que hayas pasado, o estés pasando algo similar. Durante las crisis espirituales se puede llegar a sentir una experiencia de perdición o vacío profundo, por lo tanto vamos a explorar estas experiencias para que puedas saber qué esperar.

SINTOMAS FÍSICOS

  • Los síntomas físicos varían de persona a persona, te compartimos los más comunes:
  • Alergias o intolerancia a comida. Hay veces que se desarrollan alergias o rechazos a comida que antes no te provocaba problemas. A veces se manifiesta como una preferencia a dejar de comer comida chatarra y escuchar el deseo de tu cuerpo por comida saludable.
  • Cambios de patrones de sueño. Puede presentarse como insomnio, sueño interrumpido, o algunas personas tienen a dormir más.
  • Mareo. Algunas personas reportan una sensación de mareo o de no estar “sólido” en la tierra.
  • Cambios de energía. Puedes sentirte menos energizado que antes. Las cosas que te motivaban ya no lo hacen.

SÍNTOMAS MENTALES Y EMOCIONALES

  • Añoras sentir tu propósito o el significado de tu vida, o comienzas a sentir deseo por saber tu misión.
  • Te das cuenta de que mucho de lo que te han enseñado es una mentira. Comienzas a ver cuántas creencias, ideales, y valores realmente no son tuyos, sino han sido heredados a ti por tu cultura.
  • Sientes como si tu vida fuera falsa. Que todo lo que has creado y has creído no es verdad, o como si tu vida no fuera tuya.
  • Te sientes solo y perdido. Nada hace sentido. Experimentas como si estuvieras divagando, como vagabundo, completamente solo y desconectado de otras personas.
  • Observas cuánta gente está infeliz. Te despiertas a la infelicidad y sufrimiento  de otros. Tal vez comienzas a explorar un sendero de servicio o buscas aprender más acerca de la condición humana. Puede que te atormente ver cuánto dolor y sufrimiento hay en el mundo.
  • Deseos de estar a solas. Buscas y añoras la soledad. Tal vez antes eras extrovertido y ahora disfrutas la experiencia de ser introvertido. Es posible que busques tiempo a solas para la introspección y disfrutes del silencio. Durante este tiempo se pueden perder contacto e interés de interactuar con otras personas.
  • Cuando hablas con personas sientes una experiencia de separación. Te das cuenta que muy pocas personas están cómodas hablando sobre pasión, emociones, significado, propósito, espiritualidad, o su alma. Cuando estas en conversaciones frívolas y superficiales te sientes irritado, fastidiado, y prefieres mejor no hablar.
  • Te sientes aburrido o fastidiado con tu trabajo.  Es posible que aunque hayas trabajado años en lo mismo sientas un vacío y tu trabajo ya no te da una sensación de satisfacción y plenitud que necesitas.
  • Te das cuenta de tus hábitos negativos. Comienzas a observar que lo que has estado haciendo ya no te funciona igual y sientes deseos de volver a empezar o hacer algo para cambiarlo.
  • Comienzas a notar que todos somos uno. No solo intelectualmente, sino que también comienzas a sentirlo dentro. TE das cuentas que nuestros pensamientos y creencias influencia al mundo a tu alrededor.

Por último, no te puedo decir a dónde te va a llevar este despertar. Eso depende únicamente de ti. Lo que te puedo decir es que si estás viviendo algunas de estas cosas, es buen momento para poner atención y buscar aún más información.

Si quieres conocer más acerca del despertar espiritual te invito a estudiar nuestro curso gratuito Tu Despertar Espiritual. Lo hemos creado con el propósito de darte a conocer tu naturaleza espiritual y tu propósito al estar aquí en esta vida.

Comentarios

Comentario